Todos morimos de amor, queriéndolo o sin quererlo.
Morir no es perder la vida, morir es perder el tiempo.