Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre,
y eso es lo que realmente somos.