Hay un tiempo para dejar que sucedan las cosas,
y un tiempo para hacer que las cosas sucedan.