Una carta a mi futuro Yo

¿Aún soy feliz? ¿Crecí bien y bonita?.
¿Papá aún es un buen tipo?.
Estoy segura que aún estoy sonriendo, ¿o no?

¡Hey! a mi futuro yo: Si olvidas cómo sonreír, te voy a decir esto, y acordate de vez en cuando: hace diez años tu pasado yo rezó por tu felicidad; por favor, no pierdas la esperanza.

Espera por un momento: Vos y yo estamos aquí para ser felices; malos y buenos momentos, los superaremos. Pronto sabremos que es verdad lo que ambas sentimos.

Pienso que no puedo saber qué tal funcionarán las cosas para las dos. No importa qué tan mal salga todo, tenes que darte cuenta que no estamos aca para llorar o sufrir; estamos hechos para ser felices, así que sé feliz por vos... por mí, por favor.

Estamos en esta tierra, estamos para sentir alegría.