Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas. Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma... descubrirás que lleva años construir confianza y solo segundos para destruirla y que tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás por el resto de tu vida.