Sentía su corazón que quería salir,
esos latidos que decían tanto, y hablaban tan poco.
Fue como el primer beso de haber esperado tanto tiempo, me hacía recordar a momentos que no pertenecían a ese, pero era el sentimiento de esa poca espera que pareció una eternidad. Lo sentía cerca de tantas formas, y pensaba en tenerte lejos.
Porque ésto no es lo mío, ésto no es lo que esperaba de esto.

Y ahora qué?