Lo que haría porque estuvieras tú, por que vinieras tú conmigo.
Lo que haría por no vivir así, por no sentirme así, perdido.
Procuro olvidarte, siguiendo la ruta de un pájaro herido.
Procuro alejarme, de aquellos lugares donde nos quisimos.
Me enredo en amores, sin ganas ni fuerzas, por ver si te olvido.
Y llega la noche, de nuevo comprendo que te necesito.
Procuro olvidarte, haciendo en el día mil cosas distintas.
Procuro olvidarte, pisando y contando las hojas caidas.
Procuro cansarme, llegar a la noche apenas sin vida...