A veces me gustaría poder salvarte,
y hay tantas cosas que quisiera que supieras.
No me rendiré hasta que haya terminado.