Dónde está el amor del que tanto hablan?
Por qué no nos sorprende y rompe nuestra calma?