Te fuiste de aquí, encontraste otra vida, te fuiste de aquí, enterraste la mía. Aunque no estés, yo sigo respirando aquel amor.
Te fuiste de aquí, descubriste otros brazos, borraste mis besos, me hiciste pedazos. Y duele ver que le entregaste a otro el corazón.