Si acaso al otro lado de la vida otra vez, por azar, nos encontramos,

¿se reconocerán nuestras miradas o seremos tan sólo un par de extraños?