Pasaron muchos años ya nada parece extraño. 

Tengo un día bueno y otro de terror hasta el cansancio nada fue un error.