Te vi en la curva de la luna, en la sombra formada en mi habitación. Me oíste en mi melodía cuando justo oí una confusión. Me gusta el sonido de mi propia voz. No le di a nadie más una opción, una tortuga intelectual corriendo con tu tren bala.
Algunos son aplastados cruzando las vías. Algunos obtuvieron aumentos a sus espaldas.
No estoy quebrado pero puedes ver las marcas. Puedes hacerme perfecto otra vez.