Supongo que a veces resulta tarde para decirle a alguien cuánto significó, pero peor es que este alguien nunca logre saberlo. Normalmente el tiempo nos juega muy malas pasadas. No busques otra vez destruir mi vida con tus crímenes perfectos, sólo tómalo como me hubiera gustado que termine, si es que un final era necesario. Gracias por sonreír, no tienes idea de lo que para mí valía (vale) una sonrisa tuya. Mi favorita, y si yo no puedo cambiarlo, menos creo que vos lo puedas hacer. Gracias por darme razones para seguir despertando día a día, por tu tiempo, por las respuestas que diste a mis dudas, por tus explicaciones, por las palabras, por el silencio, por las canciones que me seguirán como la sombra de tu recuerdo, por entenderme, por escucharme, por simplemente estar ahí y saber que contaba con vos en todas,por tratar de ser quien hoy ya eres, por las ganas de querer ser lo que tal vez quedó en un simple anhelo, porque me hiciste feliz.